PORLAMAR Y SU HISTORIA

Porlamar es la capital del Municipio Marino (98.000 hab. Aprox.)

En Porlamar se centralizan todas las actividades comerciales e industriales de la isla. Fue fundada la ciudad el día 26 de marzo de 1536, por el Padre Francisco de Villacorta, cura de la iglesia de Santiago Apóstol, de la ciudad de Nueva Cádiz. El nombre primitivo fue San Pedro Mártir; luego, Villa del Espíritu Santo, y más tarde, Pueblo de La Mar.

El titulo de villa fue confirmado por Real Cédula de fecha 3 de noviembre de 1536. En algunos mapas antiguos figura con el nombre de Bahía del Mar. A mediados del siglo XIX su denominación se transformó en el nombre que hoy lleva. Esta considerada como la más importante ciudad insular, y en su área están ubicados los principales hoteles de la isla. En Porlamar se puede disponer de todos los servicios modernos.
Su templo antiguo fue demolido en el año de 1925, y la actual basílica se comenzó a construir en 1926, siendo cura de la parroquia el fraile carmelitano Elías María Sendra, ilustre sacerdote a cuya recia voluntad, espíritu de progreso y celo apostólico se debe la iniciación de dicha obra.

En Porlamar existía una organización que se llamó Club Progreso, la cual se dedicó con empeño al mejoramiento de la colectividad y dejó obras como el muelle del puerto y El Faro de La Puntilla, este último monumento que exhorta la entrada a la rada y constituye un símbolo de la ciudad, es puerto marítimo de cabotaje y pesquero.

Actividad Económica

Está representada por el comercio de Puerto Libre.

Personajes Ilustres

Mario Salazar, P. C. Vásquez y Vásquez, Ramón Vásquez Brito, Omar Carreño, Monseñor Dr. Crispulo Benítez Fontúrvel, Francisco Narváez, Civil Abouhamad Hobaica, Luís Felipe Hernández, Oscar Navarro, Luis Torrealba Narváez, Carmen Gómez Rodríguez, Napoleón Narváez, Eduardo A. Ortega, Toufick C. Abouhamad, Plutarco García Guevara, Albertino Campos, José Augusto D León, Antonio María Martínez, Julián Paubliní Rivas, Miguel Hadgialy Divo, Narciso Campo, Ángel Félix Gómez Rodríguez, Aníbal Martínez, Benigno Campos, Luís Ortega, Joel Valencia Parpacén, José María Bermúdez, los Hermanos Ortega, J. Asunción Rodríguez, Francisco Carreño, Inocente Carreño y Domingo Torcat.

División Política

Para el año 1830, Porlamar pertenecía al Cantón Asunción, así continua hasta 1872 cuando sé transforma en departamento. En 1881 pertenece al Distrito Arismendi, capital: La Asunción. El 1º de Diciembre de 1890, los vecinos de Porlamar y el Valle del Espíritu Santo, presentaron a los legisladores del Grande Estado Miranda, una exposición en la cual pedían la reforma de la Ley División Territorial de dicho estado en el sentido de que se erigiera un distrito más en que estuvieran comprendidos los mencionados municipios.

Para satisfacer esta solicitud, con fecha 3 de Enero de 1891, la legislatura sancionó una Ley de División Territorial puesta en ejecución el 14 de enero, la cual creaba el Distrito Mariño. Así leemos en el parágrafo 25 del articulo 2º de dicha ley: Se crea un nuevo distrito compuesto de los municipios Porlamar y Valle del Espíritu Santo. La cabecera será Porlamar, y este distrito se denominará Mariño.

Con fecha 1 de Febrero de 1891, a las 8:00 p.m. se constituyó el primer Concejo Municipal del Distrito Mariño. De acuerdo a la Ley de División Político Territorial sancionada por la Asamblea Legislativa, el 10 de diciembre de 1987, desapareció el Distrito Mariño y surgió el Municipio Autónomo Mariño, cuyos límites están contemplados en el Artículo 13 de dicha ley y que comprende a la ciudad de Porlamar y sus barrios. Según Ley de División Político Territorial de fecha 19 de Septiembre de 1990 desaparece la figura de Municipio Autónomo y surge el Municipio Mariño, cuyos límites están comprendidos en el artículo 16 de dicha ley.

El General Santiago Mariño nació en el Valle del Espíritu Santo, Isla de Margarita, el 25 de julio de 1788. Fueron sus padres Santiago Mariño de Acuña y Anastasia Carige. El General Mariño era alto, de porte atlético, de trato cordial, con un dominio perfecto de sí mismo. Sus modales eran elegantes y contaba con una sólida cultura. Después de la Capitulación de Miranda se retiró a Trinidad y el 11 de enero de 1813 junto con un reducido grupo de jóvenes intrépidos, desde el islote de Chacachare y contando con la valiosa cooperación de su hermana, la magnánima señora doña Concepción Mariño, sorprendió a la guarnición de Guiria. También ocuparon sus tropas Irapa, Maturín y Cumaná.

En Cumaná se hace fuerte y se dedica a organizar el ejército de oriente ya reconocido por el Libertador. Este lo llama en su auxilio. Mariño se pone en marcha en tan conflictivo momento para Bolívar, quien se encontraba situado en San Mateo por las tropas de Boves. El 31 de marzo de 1814 el General Mariño derrota a Boves en la batalla de Boca Chica. Luego se le une el Libertador y juntos van a triunfar sobre Cajigal en la primera Batalla de Carabobo. Después sufrirán la derrota de la Puerta y emigran a Oriente. El 6 de mayo de 1816 fue reconocido como segundo jefe de la República.

En 1819 derrotó en La Cantaura al Coronel Eugenio Aranda. En ese mismo año 1819, fue electo por la provincia de Cumaná como Diputado al Congreso de Angostura. En 1821 se incorporó al ejército de Bolívar quien lo designó Jefe del Estado Mayor General del Ejército Libertador y en calidad de tal, tomó parte en la gloriosa batalla de Carabobo, el 24 de junio de dicho mes.

Fue vehemente partidario de la separación de Venezuela de la Gran Colombia, por lo que se unió al General Páez en su intentona separatista de 1826. En 1828 fue Jefe del Depar­tamento de Maturín. En 1830 junto con el Dr. Ignacio Fernández Peña y Don Martín Tovar, formó la Comisión que el General Páez nombrara para conferenciar con los Delegados enviados a Venezuela por el Congreso de Bogotá.

Dos veces fue candidato a La Presidencia de República. Tuvo una accidentada vida política tomando parte activa en nuestras contiendas civiles, lo que lo llevó al destierro. En relación a su actitud para con el Libertador es bueno recordar, que, muerto Bolívar, la primera voz que se alzó para solicitar respeto hacia la memoria del grande hombre fue la del General Mariño, quien escribió al General Páez en 1834, pidiendo que no se vilipendiara la memoria de un hombre que como el Libertador, prestó tan grandes y meritorios servicios a la América y al género humano. Después de una vida dedicada al servicio de la Patria, murió en La Victoria, Estado Aragua, el 4 de septiembre de 1854.

Fiestas Patronales

El Patrono de Porlamar, es San Nicolás de Bari. Sus fiestas se celebran el 6 de Diciembre. En el año de 1786 el Obispo Fray Iñigo de Abbad escribe en su libro de visitas: A la orilla de medía legua de esta ranchería está la Iglesia de San Nicolás de Bari con 87 familias, las que se llaman españolas. De acuerdo con lo asentado por Iñigo de Abbad, la parroquia de San Nicolás de Bari se erigió en 1766. Se supone que el año 1801 el Pbro. Nicolás Marcano, Párroco, adquirió la bella imagen de San Nicolás que se venera actualmente. La iglesia empezó a construirse en el año 1852, a iniciativa del general Francisco Estebán Gómez. El año 1923, con el Padre Elías se reinician con gran empuje los trabajos del templo. Además se celebran fiestas del Carmen con paseos en barcos por el mar. También se celebra jubilosamente el carnaval. Se conmemora la Semana Santa con mucha religiosidad

Distancias

A La Asunción 9 kilómetros; a Pampatar 9 kilómetros; a Juan Griego 22 kilómetros; a Punta de Piedras 29 kilómetros. Carreteras Asfaltadas.

Servicios Públicos

Correos, Radioemisora comercial, Bomberos, Aseo Urbano, Transportes en general.

Eres Nuestro Visitante N˚
1070554
Recomendamos Usar
Dirección: Av. Terranova C/C San Rafael, C.C. Bella Vista, Ciudad de Porlamar
Todos los derechos reservados © Acadia del Municipio Santiago Mariño,
Rif. G-20000348-0
Institutos Municipales