República Bolivariana
de Venezuela
Municipio Mariño
Estado Nueva Esparta
  Jueves 25 de Mayo del 2017

Lo que nos mueve, es lo que nos une.

En el refranero popular, es un lugar común escuchar “cada oveja, con su pareja”, este axioma popular refleja en gran medida la realidad de lo que ocurre cuando grupos humanos se congregan en torno a un objetivo común, este puede ser la búsqueda de la solución a un problema que afecta a cada uno de los individuos de una u otra manera, también puede ser la búsqueda de un benefició que es de común interés a muchos y también puede ser la necesidad de formar equipo para buscar el bienestar de otros; todo esto no es más que la búsqueda del bienestar de todos.

Este movimiento de buscar como brindar mis pocas habilidades profesionales en pro de los que particularmente yo considero más lo necesitan, me ha puesto en el camino varias oportunidades de servir al prójimo y en todas estas oportunidades, me he encontrado con personas que como yo compartimos el mismo interés y lo que es más importante, los mismos valores.

 

Como todo cuerpo con masa y energía que somos, respondemos a la tercera ley de Newton, ley de acción y reacción, que nos indica que toda acción genera en consecuencia una acción igual y contraria, es decir,  cada vez que satisfacemos una necesidad, se genera una nueva necesidad, esto nos va llevando cada vez con más fuerza a seguir empleando nuestra energía en ayudar a otros, así va surgiendo la necesidad de apalancar nuestros esfuerzos, con las iniciativas de otros, de manera de ir cada vez haciendo más efectivo y mejor nuestro esfuerzo por seguir ayudando.

 

Así, nos vamos uniendo de una manera que pareciera controlada por el azar ¡pero que no lo es!, con mujeres y hombres que buscan unir sus energías con otras, que les permitan lograr el objetivo personal que entonces se vuelve colectivo de servir a otros.

Ahora, si hay tantas personas buscando el bien común, ¿qué diferencia a unos de otros?, pues bien, lo primero que nos salta en la mente es la vanidad, esa necesidad de creerse indispensable que tienen algunos, esa sería la peor de todas las opciones y que sin embargo no se puede dejar de lado y que debe obligarnos a todos a estar muy atentos para retirarnos de los grupos donde este antivalor sea el que mueve las intenciones.

 

Hay otro grupos donde la doctrina o criterio de hacer las cosas las impone otro desde afuera, buscando un fin distinto, que utiliza al grupo para lograr su objetivo ,donde este, cuelga un velo muy fino, pero suficientemente oscuro entre sus palabras y sus intenciones, de manera que los demás no puedan conocerlas sino hasta cuando ya es demasiado tarde, esto es lo que ocurre con las ofertas que durante estos 15 años nos han venido haciendo y que muchos hasta ahora oyeron con esperanza y abrieron sus corazones brindando confianza, a unos elementos que poco a poco fueron implantando un régimen comunista tras un velo de promesas, y ahora cuando el velo se derrumba por la falta de dinero, queda ante nuestros ojos un país en ruinas, donde lo común es ver interminables colas para comprar alimentos, familias que pierden sus pocos enceres eléctricos tras el pésimo servicio que brinda el estado en esta materia, a consecuencia del deterioro negligente de todo el sistema generador de energía del país, la calle está llena de noticias de una atroz corrupción a todos los niveles de la sociedad, desde los más altos enchufados hasta el funcionario con el mínimo poder de discrecionalidad de una oficina pública o consejo comunal, son esos que han ofrecido viviendas dignas para todos pero no se distribuyen equitativamente y lo que es peor dejan a estas personas viviendo en condiciones imperdonables de insalubridad, te ofrecen ciudades del siglo XXI, pero han hecho que todo nuestro país regrese al siglo XVIII, hospitales colapsados equipados con chatarras, Médicos y Enfermeras con sueldos de hambre, escuelas insuficientes con aulas abarrotadas de niños, adolescentes y Maestros sub pagados, estos grupos son quizás los que más daño pueden causar porque están orientados por la mentira y donde llegan, según ellos mismos lo han demostrado, los problemas se acrecientan e incrustan en el espíritu de las personas, esta situación es evidente en todo el país mayoritariamente gobernado por alcaldes oficialistas, destacando como pequeños puntos de eficiencia las alcaldías gobernadas por los factores democráticos, ejemplos en Caracas son Chacao, Baruta, Sucre y El hatillo, en el Zulia la Alcaldía de Maracaibo y en Nueva Esparta la de Mariño entre otras.

 

 

Hay otros grupos, que son los que me gusta integrar, donde la razón que nos mueve es la construcción de oportunidades para el desarrollo productivo, donde los servicios sean accesibles a todos por igual, donde los trámites burocráticos sean los suficientes como para garantizar la celeridad de los procesos pero con la garantía suficiente para el ciudadanos de que estos son totalmente transparentes, donde el ciudadano cuente con espacios dignos para el trabajo, el tránsito, la recreación y el deporte, servicios de salud de calidad y educación de primera donde se promueva el libre pensamiento, la diversidad y los valores universales sin tinte político, Son estas razones las que me llevan a pensar que Mariño tiene un gran futuro por delante, porque se ha reunido un valioso grupo de hombres y mujeres en torno a la figura de Alfredo Díaz, con la única intención de construir un Mariño mucho mejor, que promueva estos valores como bases para trabajar por el bien común y brindar un espacio más para el fortalecimiento de la democracia y la construcción del país que todos soñamos.

 

Opinión por Dr. Jesús Eduardo Fernández I,

 

Candidato a Concejal de la MUD


Compartir