República Bolivariana
de Venezuela
Municipio Mariño
Estado Nueva Esparta
  Domingo 19 de Noviembre del 2017

Un intruso en El Poblado

Este próximo 8 de septiembre de 2013, se celebran ciento dos años de la coronación canónica de la patrona de oriente nuestra amada y poderosa Virgen del Valle.

 

Esta imagen de la Madre de Dios, que los Neoestapartanos conocemos bajo la advocación de Virgen Del Valle, está rodeada de miles de historias y leyendas, una más hermosa que la otra, todas cargadas del fervor y del amor de un pueblo hacia su santa madre.

 

Una de ellas, por cierto,  tiene su arraigo entre los descendientes Guaiqueries de Margarita, habitantes de El Poblado y Palguarime, esta leyenda, cuenta que fueron los indios Guaiqueries quienes encontraron la hermosa imagen de la Virgen entre unos matorrales, al ver su hermoso rostro pensaron que este había sido pintado por ángeles, ante tanta belleza decidieron llevar la imagen hasta el sector que hoy conocemos como Palguarime para cuidarla y venerarla, pero pasados algunos días la imagen desapareció del lugar y fue nuevamente encontrada en el sitio, entre los matorrales, y entendieron que ese era el lugar donde la santa madre quería estar, es así entonces que deciden construir una humilde capilla en el mismo lugar donde se levanta el templo que hoy es su casa.

 

Esta historia cargada de magia y de esencia Guaiquerí, pretende ser mancillada por un intruso que ha llegado al municipio Mariño, cargado de mentiras y falsedades, este sábado 7 el Concejo Legislativo de Nueva Esparta, temporalmente ocupado por secuaces de Maduro y Diosdado, ha puesto al intruso engominado a hablar en tierra Guaiquerí, sobre lo más preciado para los Guaiqueries en la víspera de la celebración de del día más importante para los pobladeños comuneros.

 

Esta atrocidad, es una muestra más de que a este señor candidato de Maduro y Diosdado lo han mandado a Porlamar a destruir nuestra identidad, para sembrarnos el nefasto sueño comunista que ha destrozado a nuestra querida Venezuela, convirtiéndola en una tierra de desempleo, inseguridad, escases y desesperanza.

 

 

Un día tan especial, que debe servir para dar palestra a tantos dignos hombres y mujeres, nativos de El Poblado y Palguarime, será utilizado para vender la imagen de un tipo que en nada se asemeja al porlamarense, orgulloso descendiente de la raza Guaiquerí, cuando debería ser utilizado para que los propios, no los extraños, se dirijan a sus autoridades para brindar sus opiniones y manifestar sus anhelos, no para que intrusos vengan a cambiar nuestros valores y nuestra identidad, preciosos como perlas, por ideas comunistas trasnochadas que son como cuentas de vidrio baratas, ya rayadas de haber sido usadas para engañar a tantos otros pueblos.

 

Opinión por Dr. Jesús Eduardo Fernández I,

 

Candidato a Concejal de la MUD


Compartir